La alta gerencia y los retos modernos

Durante muchos años los gerentes han venido considerándose  las cabezas de dirección de toda empresa. Sin embargo, hay quienes tienen diferentes formas de gestión y por esto son tildados por su forma de hacer cumplir las cosas que se propone para la empresa o las tareas que asigna a sus subordinados o colaboradores.

Pero actuando con liderazgo o coaccionando a sus trabajadores, el gerente debe siempre lograr cumplir los objetivos de la empresas y lograr mantenerla en el mercado y sobre todo mantener estabilidad de las misma en un ambiente donde cada ve existe más competencia y más cosas por cambiar.

Entonces, basados en esta pequeña entrada al tema gerencial, ¿es indispensable que la alta gerencia se logre a medida que se logra adecuarse a los ambientes que el mercado y las nuevas tendencias tecnológicas y sociales imponen?

Como bien se sabe por quienes estudian carreras administrativas y por quienes a diario trabajan en empresas, que dentro de toda entidad existen diferentes cargos  con diferentes funciones. Sin embargo, la gerencia es el departamento que tiene la función más importante y es la de su integralidad.  

Aquí es importante resaltar que aunque cuando se habla de integralidad se hace referencia a tener que mantener contacto directo con cada uno de los departamentos, y a su vez conocer los avances de estos con respecto a los objetivos de la empresa, cada gerente debe manejar y conocer, de igual forma, todos los procesos administrativos que integran la vida administrativa de toda empresa.

Dentro de estos procesos administrativos es lógico encontrar; el planeamiento,donde cada gerente identifica y establece las estrategias, medios, herramientas, etc., necesarios para dar cumplimiento a todas y cada una de los objetivos y metas de la empresa;la organización,que por su parte establece la manera como se hará uso de las herramientas y los medios para poder concretar los planes establecidos en el primer proceso; la dirección, que es una de las que podría considerarse complicadas en la medida que la motivación y la actuación de los colaboradores no sea la mejor.

En este proceso es posible identificar quías la actitud que presente el gerente y esta puede llegar a ser coaccionante o de liderazgo; el control, donde se calculan los avances de los planes.

Estos cálculos se realizan de manera cuantitativa y cualitativa y permiten conocer si se va o no por un buen camino.

Aunque parece que estos procesos administrativos son bastantes complejos para encontrarse dentro de un solo cargo, es importante recordar que la alta gerencia es un tema que integra, además de estos procesos administrativos, los diferentes retos que se generan a diario.

Para empezar, se quiere enfatizar en algo que se es quizás uno de los mayores retos en los que se ha visto inmerso el gerente de los últimos tiempos. Este es el manejo y adaptación a las diferentes innovaciones tecnológicas que por hoy en día vive  la humanidad. Las TIC son ese otro factor que todo gerente o quien quiera entrar en el gran mundo de la alta gerencia debe dominar.

No es fácil ignorar la evolución que se ha visto durante cerca de 6 décadas dentro de las cuales se ha pasado de era agraria a la industrial y posteriormente a la del conocimiento. Según Peter Drucker (1993), citado por (Gandára, Mathison, Primera, & García, 2007) esta evolución se ha visto impulsada por las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Y es que es visible el hecho de que ya no es un lujo tener celular, teléfono, equipos de computo, fax, escáner, etc., en ninguna empresa pues esto ya hace parte de la necesidad del día a día. Por esta razón la actualización en materia de TIC por parte del gerente debe ser vital para poder ejercer una gerencia de alto nivel.

Por otra parte, según (Aguirre, 2009) “…si la responsabilidad social, ética y moral de cada individuo implica tomar acciones y decisiones acerca de las buenas prácticas ambientales, esto significa que también lo debe hacer desde las organizaciones, pues, estas están conformadas por individuos”. 

Pues bien, aquí entra a jugar otro de los papeles de  quienes consideran o desean mantener una alta gerencia en sus organizaciones. Los gerentes, directamente responsables del camino que lleve a la empresa por el mejor camino mediante una aplicación efectiva de los diferentes procesos administrativos, deben considerar el factor ambiental como un sector muy importante para la empresa que lideran.

Esto, al igual que el desarrollo repentino y de rápida evolución de las tecnologías de la información y la comunicación, llegó a un término de preocupación producto de las fuentes contaminantes como lo son las empresas industriales (cabe mencionar que no todas mantienen niveles y formas de contaminación semejantes) y aquellas encargadas de la tala de árboles.

Ahora, todas las empresas están enfocadas en minimizar la contaminación, coadyuvar al mejoramiento del medio ambiente mediante prácticas responsables y sobre todo en quienes representan a dichas organizaciones o empresas.

Pero quizás, aunque estas parezcan cosas importantes, cabe mencionar que existen otras que están más ligadas a la manera de pensar de quienes estarán a cargo de la alta gerencia.

La ética como conocimiento y la moral como la aplicación de la ética son dos cosas que pueden interrumpir toda sabiduría que posea un gerente sobre los temas previamente mencionados. De acuerdo a (Ramírez & Fiorino, 2008) “el dilema de la disciplina de la gerencia en los tiempos actuales eta relacionada con la necesidad de dar respuesta a la demanda de la dimensión ética en cuanto a la nueva responsabilidad social empresarial”.

Dentro de esta dimensión ética se incluyen a su vez todas aquellas tentaciones que llevan al responsable de la alta gerencia  realizar actividades ilegales, de ahí que el autor denote una necesidad de respuesta demandada encaminada soluciones efectivas pero legales.

Aunque suena bonita el hecho de que se debe cumplir con toda una serie de factores para lograr una alta gerencia o mejor una gerencia con calidad, no es para menos que muchos no logren contener la tentación de tomar caminos equivocados y dejar todo en la basura.

Por esta razón, quizás no se trata de ser quien más mande, por el contrario la alta gerencia está dirigida a quienes tienen capacidades de liderazgo y logran manipular para bien su buen ética  y moral.

En este orden de ideas es sabio afirmar que si un gerente logra ser lo más cercano a lo que se mencionó o logra ser  lo más integral posible, puede que se logre la alta gerencia que puede llevar a cualquier organización al éxito total y lograr de esta manera ser reconocido como un gran gerente, eso sí, siempre que haya cumplido con su ética profesional y gerencial.

Referencias

Aguirre, L. F. (05 de junio de 2009). Gestion Ambiental Empresarial: pasado, presente y futuro de las normas e instituciones ambientales en Colombia. Artículo de reflexión . Colombia: Libre empresa.

Gandára, J., Mathison, L., Primera, C., & García, L. (noviembre de 2007). Efectos de las TIC en las nuevas estructuras organiativas. Negotium , 4-29.

Ramírez, F., & Fiorino, V. (2008). ucc.edu.co. Recuperado el 08 de marzo de 2014, de http://bbibliograficas.ucc.edu.co:2063/lib/ucooperativasp/reader.action?docID=10624531