Las siete (7) crisis del emprendedor

LAS SIETE (7) CRISIS DEL EMPRENDEDOR.

Ante el reto de un emprendimiento, es común, que más tarde o más temprano, un emprendedor deba enfrentarse a crisis que comprometan su proyecto.


A continuación te presento las crisis que comúnmente, la generalidad de los emprendedores, han tenido que enfrentar. Se las denomina “las siete crisis de un emprendedor”.
Durante los tres primeros años


1. La crisis del inicio del negocio: Se dá principalmente por:

* Inadecuado rendimiento
– Falta de experiencia gerencial
– Falta de conocimiento del negocio
* Falta de conocimiento del mercado
* Baja presupuestación del capital requerido para el proyecto
* Falta de conocimiento del manejo financiero
* Equivocada selección de equipamiento o tecnología
* Ignorancia sobre leyes de regulación en impuestos

Para evitar esta crisis:

* Escoja para su negocio la línea de proyectos con la que está mas familiarizado, evalúe:
– Experiencia
– Educación
– Mercado
– Contactos
– Conocimiento
* Haga planes realistas no ambiciosos
* Haga seguimiento a las asumpciones de su proyecto y verifique las asumpciones optimistas
* Sea conservador en los ingresos y liberal en los gastos.
* Haga proyecciones de su flujo de caja
* No empiece un proyecto sin tener suficientes fondos, cámbielo, córtelo o déjelo
* Utilice tanta asesoría e información como sea posible
* Invierta en un contador que le asesore en el manejo financiero
* Obtenga asesoría sobre reglas de impuestos regularmente


2. La cisis del efectivo: Se dá principalmente por:

* Excesiva atención a las ventas o utilidades en lugar de en el efectivo del que dispone
* Excesiva inversión en activos fijos
* Expansión no planeada en tiempo y en etapas

Para evitar esta crisis:

* Comprenda la relación entre utilidades y efectivo y la diferencia entre efectivo y activos
* Constantemente evalúe las maneras de economizar efectivo
* Consulte con contadores expertos, banqueros o expertos financieros. Invierta en un buen contador en la primera oportunidad que se le presente
* Prepare flujos de caja por adelantado para cada 3 meses
* Monitoree el inventario de:
– Materia prima
– Productos en proceso
– Productos terminados
Entre el tercer y septimo año

3. La crisis de la delegacion: Se dá principalmente por:

* Inadecuada delegación de responsabilidades
* Falta de compartición de información
* Inadecuada toma de decisiones
* Problemas en el manejo del equipo
– Solo yo lo hago bien
– Falta de experiencia para hacer crecer a otros
– Poca creencia en las habilidades de los subordinados
* Crecimiento de las actividades y responsabilidades en el negocio que genera descontrol y cambia el éxito en fracaso

Para evitar esta crisis:

* Busque una persona responsable y capáz de reemplazarle a Usted.
* Pruébelo, exíjale y mírelo.
* Empiece a compartirle responsabilidades
* Consulte a gerentes, expertos o colegas e identifique sus propias debilidades y seleccione una persona que sea responsable de manejar estas areas débiles
* Esté preparado para brindarle un salario, status y autoridad adecuados para retener a la persona clave

4. La crisis del liderazgo: Se dá principalmente por:

* El propietario o sus socios no son capaces de manejar una firma grande
* Fracaso en delegar autoridad y desarrollar un equipo gerencial
* Fracaso en adoptar un estilo gerencial con un efectivo liderazgo
* Manejo del negocio al viejo estilo
* Poca delegación

Para evitar esta crisis:

* El emprendedor debe entrenarse y educarse con disciplina en una nueva forma de desarrollar habilidades de manejo gerencial, que le permitan alcanzar un sustancial y significativo crecimiento
* Elimine los viejos hábitos y el estilo gerencial al viejo estilo que sirve para uno o dos empleados
* Actúe como un líder en lugar de un supervisor
* Evalúe constantemente como invierte su tiempo
* Concéntrese en:
– Estrategias de negocios
– Planificación del futuro
– Competencia
– Políticas que afecten al negocio
* Desarrolle un equipo de ejecutivos y deles la suficiente autoridad para desarrollar en ellos sus habilidades de liderazgo
Entre el septimo y el decimo año

5. La crisis financiera:Se dá principalmente por:

* Mala selección de la fuente de recursos financieros
* Excesiva dependencia en préstamos
* Falla en la emisión de acciones
* Expansión ambiciosa o no realista utilizando dinero de caja
* Pérdida del control accionario

Para evitar esta crisis:

* Propicie el trabajo en equipo
* Monitoree la información financiera una y otra vez
* Consulte expertos y banqueros apra escojer la mejor fuente de dinero y el tiempo adecuado para realizar sus expansiones
* No tenga miedo de emitir acciones
* 80% de una firma en crecimiento es mejor que 100% de una declinando

 6. La crisis de la prosperidad: Se dá principalmente por:

* El éxito obtenido le ha mantenido en una posición de comfort que ha generado:
– Mala vigilancia de la competencia
– Falta de seguimiento a los cambios tecnológicos
– Materia prima substituta mas barata
– Nuevos productos
– Diferentes gustos de los clientes
* Pérdida de compartición de mercado
* Utilidades declnando
* Ambiciosas ampliaciones
* Intoxicación con el éxito

Para prepararse para esta crisis:

* Mantenga sus ojos y oídos abiertos, y no se relaje aun cuando se encuentre cómodo y próspero
* Permanezca agresivo en lugar de pasivo
* No sobreestime su éxito
– No realice una expansión del negocio muy ambiciosa
– No desarrollo proyectos desconocidos
* Recuerde que el éxito de hoy no brinda garantía del éxito de mañana
Posterior a los diez años

7. La crisis de la sucesión: Se dá principalmente por:

* Está dada porque el emprendedor se enfrenta a la disyuntiva de nombrar un sucesor que se haga cargo del negocio que ha venido próspero y creciente bajo su mando, pues, no está seguro si el sucesor debe tener o no una relación filial.

Para manejar esta crisis:

* Para manejar esta crisis, se recomienda, que antes que tener en cuenta la relación filial, el emprendedor deberá escoger su sucesor tomando en cuenta, que aquel que le suceda esté suficiente y adecuadamente preparado para hacerlo.
* Escoja a la persona que está más capacitada
* No piense si es o no su pariente
* Dele el bastón de mando a quien mejor capacitación tenga.

Encontrar el negocio ideal según nuestros gustos, intereses y habilidades ya es una buena noticia. ¿Pero qué sigue? “Cuando te conviertes en tu propio jefe ocurre un cambio interesante, pues ahora eres tú quien está al frente y decide qué hay que hacer?, opina Huerta. “Por mi parte, tuve que aprender a llevar una agenda, delegar funciones entre mis colaboradores, capacitarme para ser una experta en los productos que vendo y, en áreas que no domino como la administración del negocio, contraté a un contador”.

Y luego llega la prueba de fuego a la hora de iniciar un negocio: generar las primeras ventas. “Al principio compraba joyería de Skillus para mí y después comencé a vender, pues a mis conocidos les gustaban los productos”, explica Soulé. “La ventaja de la marca es que cuenta con un amplio catálogo -que incluye pulseras, aretes, dijes, collares y juegos completos de accesorios- y lo mejor es que la utilidad es del 50%. Esto me permite invitar a otras personas para que también vendan y, de esta manera, se autoempleen”, añade.

Durante los cuatro años que trabajó como vendedora, Soriano formó una cartera de 150 clientes, quienes ahora son consumidores recurrentes del calzado y la ropa que vende. “Todo el tiempo estoy mostrando mis catálogos, en fiestas y reuniones o mientras viajo en transporte público. Y visito a mis clientes constantemente”, apunta. “De hecho, tengo una lista de 70 personas que ya me esperan para conocer mi oferta”.

Otra estrategia que le ha funcionado muy bien a esta emprendedora es ofrecer hasta 10 pagos semanales para liquidar el monto del pedido. “La clave está en saber a quién ofrecerle el crédito y, por supuesto, siempre cobrar”.

Si bien se estrenaron como emprendedoras hace sólo unos meses, las tres ya tienen trazadas nuevas metas. Huerta adelanta confiada: “En unos dos años, habré recuperado mi inversión y estaré lista para inaugurar mi segunda sucursal de Fruits and Passion”. Soulé dice: “Hoy cuento con 50 clientes y 10 vendedoras a mi cargo, así que mi próximo paso es encontrar un local para abrir una tienda”. Soriano, por su parte, asegura: “Ya tengo invertido casi $20,00 en este negocio, por lo que ahora me enfocaré en buscar vendedores para seguir creciendo”.

 ————————————————————————————-
Cinco tips para emprender

1 Las tres emprendedoras coinciden en algo: “Te tiene que gustar y apasionar lo que haces”. Así que, a la hora de elegir una actividad en la que invertirás tus ahorros, energía y gran parte de tu tiempo, no tomes en cuenta solamente cuánto dinero ganarás. Analiza tus gustos, intereses, hobbies y, sobre todo, tu personalidad. Recuerda que la pasión será el combustible que necesitarás para avanzar en los momentos más difíciles.
2 Usa las redes sociales para darte a conocer. “No cuestan dinero y te permite promover tu marca entre un gran número de personas aficionadas a visitar este tipo de sitios”, afirma Huerta, de Fruits and Passion. Aparte de publicar un perfil de tu negocio en sitios como Facebook, LinkedIn y MySpace, también puedes crear un grupo. Las ventajas de esta herramienta son muchas: es gratuita y el nombre de tu grupo aparecerá en el perfil de cada uno de los usuarios.
3 Fortalece tu equipo con colaboradores comprometidos con su trabajo, entusiastas y que tengan ganas de crecer. Y claro, motívalos. Una buena forma de hacerlo es mediante el pago por comisiones atadas a resultados. También desarrolla planes de carrera a mediano y largo plazo.
4 Si estás al frente de tu negocio, tienes que poner el ejemplo frente a los demás. Por lo tanto, llega siempre temprano y si es necesario, atiende tú mismo a los clientes. Es importante que seas un jefe exigente pero a la vez accesible y preocupado por el bienestar de su equipo.
5 No gastes todas las utilidades que generes. Asígnate un sueldo y reinvierte el resto en estrategias y herramientas que hagan crecer el negocio. Es cierto, una de las ventajas de independizarse es que nadie más que tú y la marcha de la empresa definirán tus ingresos. Pero no olvides que el mercado puede ser un juez mucho más duro. Así que sé realista y prudente.

Por: Germán Sánchez